padres sin derechos

¿Y tú? ¿Eres una madre o un padre sin derechos?

Mujeres y hombres que ejercen de padres sin serlo, padres sin derechos. Figuras parentales de las que integrar partes importantes de lo que hemos acabado siendo.

Cuando los padres biológicos tras separarse encuentran nuevamente pareja, adultos que pueden convertirse en un referente fundamental para el desarrollo de los niños. Relación vertical que va irremediablemente ligada a la relación horizontal de pareja con el progenitor, ya que si ésta se rompe, le pasará lo mismo a la otra.

Desconozco si puede haber una alternativa, tan solo quiero poner en valor esa figura. ¿Cuántos hombres y mujeres hay relacionándose y queriendo de forma auténtica a hijos que no son suyos? ¿Cómo gestionar el dolor si la pareja se rompe? Muchas veces sin ni siquiera derecho a despedirse de los niños. Niños a los que muchos consideran emocionalmente como hijos propios. Duelo ante la pérdida sabiendo que sus vidas continúan, pero sin ti.

A mí me ha pasado. Me ha tocado vivirlo pero desde el niño que fui. Tras estrecha convivencia él desapareció de mi vida.

Tras la separación de mis padres estuve viviendo con mi madre y mi hermana desde que tenía dos años hasta los doce, momento en que apareció otro hombre en mi casa.

Aire fresco de cambio de etapa, Amor parental, sin confusión ni comparaciones, ni tampoco sensación de traición. Roles claros y normalidad absoluta. Yo tenía a mi padre y desde la naturalidad su figura nunca estuvo en duda.padres sin derechos

Hombres muy diferentes y la libertad de incorporarles a ambos.

Cuando la relación entre él y mi madre se rompió, mi posicionamiento y lealtad siempre los tuve claros, pero con el paso de los años, el dolor de ver a tu madre sufrir va dejando paso al legado recibido. El impacto del durante, de la convivencia estrecha en un momento de pleno desarrollo personal.

Lástima por los errores que dañaron la confianza, lástima por el final de la historia.

Yo decido con lo que me quedo, y me quedo con aquel hombre que pasó por mi vida dándome padres sin derechosAmor vertical, con aquellas tardes de billar, cine sin palomitas en VOS y un sentido del humor que en parte conservo. Sin él yo SEGURO que  no sería el mismo.

¡Gracias por todo!

Adiós, y hasta siempre.

Publicado por

Guillermo Zurita

Médico Psicoterapeuta Humanista Integrativo y Médico de Familia. Disfruto de mi trabajo, amo, confío. Mis pacientes me impactan emocionalmente... y eso duele y me encanta a partes iguales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.