Tenemos derecho

Ssshhh… No hagas nada… Repite, calla y haz como si nada…. Seguro que así todo se soluciona… Seguro que no hay alternativas… Así es la vida… Así es el Mundo… Nada se puede hacer…

Y ahora sí, repite conmigo… Me nie-go!!!

Sanar las heridas producidas por nuestros padres no es romper la lealtad familiar. Hablar de los secretos no destruirá la familia, probablemente permita crear lazos más estables y duraderos.

Para bien o para mal, esto no es «el padrino».

Si, nuestros padres se equivocaron y tanto ellos como nosotros tendremos que gestionar el daño producido.

No, no somos malos hijos por ello. Y probablemente ellos no sean malos padres por lo mismo.

Y lo contrario para qué, sentir el daño y guardarlo como hipoteca con la fantasía de cobrarla en algún momento.

Mal si llega, mal si no.

Nos quisieron, lo intentaron y parcialmente fracasaron.

Estadísticamente normal. Pero esa es la parte a sanar para no tener que vivir siempre con el resultado de sus
errores.

Tenemos derecho a limpiar lo manchado, a actualizar nuestro interior aunque para nuestra realidad actual haya quedado desfasado.

El contacto entre personas no tiene por que ser sexual, puede ser íntimo, auténtico, infantil o adulto, puede ser de muchas formas, así que no nos limitemos al monotema único y eterno.

Hagamos de las relaciones algo espontáneo sin tener que protegernos, sin el filtro castrante de la voz interior que nos limita.

Amemos sin medida, como si la ruptura no fuese a doler, como si el hoy fuese lo único, como si la relación fuera eterna y la separación efímera.

En el hoy tampoco tienen tanto poder como para ponernos realmente en riesgo. Riesgo psíquico infantil en cuerpos adultos que nos crea una Realidad Alterada. Actualización emocional que nos permite ir variando nuestro sentir en el tiempo y paradójicamente se encuentra permanentemente influida por lo más antiguo de nuestra existencia.

Publicado por

Guillermo Zurita

Médico Psicoterapeuta Humanista Integrativo y Médico de Familia. Disfruto de mi trabajo, amo, confío. Mis pacientes me impactan emocionalmente... y eso duele y me encanta a partes iguales.

5 comentarios sobre “Tenemos derecho”

  1. ¿Ayer mientras hacía yo terapia como paciente, te colaste en mi cerebro sin que yo me enterase y has escrito justamente esto para mi, verdad?
    Es eso, o estamos totalmente en sintonía.

    1. Un alma colorida se cruzo y me dijo… mejor los jueves que como voy a terapia los miercoles…. jajajaja
      Como estamos totalmente en sintonía, he escrito esto especialmente para tí, no tengas ninguna duda!!! 🙂 😉
      Me encanta colarme en las sesiones ajenas… 😛
      Besos!!!

  2. Con tantas palabras bonitas de gente a la que quiero no he podido resistirme a traérmelas a este pequeño rincón digital que ando compartiendo…. Difícil estar más feliz!
    Felipe Morales Perez: Sanar las heridas producidas por nuestros padres no es romper la lealtad familiar… “es la mejor manera de saldar cuentas con el pasado”.
    Así terminaba yo un artículo sobre el mismo tema este mes. Estamos sincronizados… y formados en la misma escuela. Un abrazo, hermanito.
    Guillermo Zurita Otaño Deben ser ambas… pasame el link que asi te leo!
    Guillermo Zurita Otaño Un abrazo enoooorme al majorero galenico 😉

    Amaia Ibarguen Lekue: Me encanta lo que he leido, me encanta lo que se ha escrito y me encanta quien lo ha escrito!! En definitiva, me encanta
    Guillermo Zurita Otaño: A mi me encantas tuuuuu!!!!
    Guillermo Zurita Otaño: Gracias mil Amaia!!!
    Guillermo Zurita Otaño:

    Teresa Arias Sanchez: Me sumo al comentario de Amaia Ibarguen Lekue!!! Me encanta y me encantas!!!
    Guillermo Zurita Otaño: Me reitero nuevamente en la respuesta…. Pero con boda, convivencia de media vida y todo lo demás… 🙂

    Gonzalo Barahona: Grande Guille!! Que gran habilidad de poner palabras a esas vivencias que nos acompañan! Un abrazo grande

    Ma Cu: Guille, me encanta leerte!!! Precisamente hoy hablaba de esto con una paciente, desde el acompañamiento en el amor y cuidado…
    Qué bien y qué bonito haberme encontrado con estas palabras!!!!! ❤

    Ana Bellido Llopis Me EN-CAN-TA

    Alicia Gadea: Grande! Cuando uno te lee y ya está esperando el próximo

    Cristina Horna Navarro: Genial Guille!!! Me sumo al comentario. Me encanta!!!!!!!

    Monica Henche Martínez: Sensacional Guille! Repito contigo Me nie-go! Qué feliz soy de tener un “contigo”

    Francisco Javier Vara Morate: Enhorabuena buen amigo mio

    Nel Velguev: Me quedo con eso… “Sanar las heridas… no tiene por que romper la lealtad familiar…”, aunque eso a veces asuste. Un abrazo Guille! Muy bueno.

    Nieves Garcia Martinez: Me gusta mucho, Guille!!!! Gracias!!! Un abrazo.

    Guillermo Zurita Otaño: Cuantas palabras bonitas que me quedo!!! Gracias a todos por esa devolución tan necesaria cuando lanzas ideas al ciberespacio… Importante para mí leeros, y sentir vuestro cariño!! Un mega abrazo!!!

    Gloria Medina: Sanar heridas implica ver el amor más puro de la vida, con sus defectos y virtudes, así podremos vivir plenamente!!! Me encanta leerte!!
    Guillermo Zurita Otaño: Gracias Gloria Medina! Totalmente de acuerdo! Un beso!!

    Elena Aparicio Hermosilla: Comparto Guillermo Zurita Otaño, hagamos «las paces» con nuestro pasado…es la unica manera de encontrar la paz y la serenidad. Me ha encatado el artículo. Que afortunado por tener unos padres que te mostraran el camino, a pesar de los errores que cometieran…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *