Que la parálisis no decida tu futuro

Cuando el futuro es amenazante, la agitación de mi época impide el descanso. Sí, es gestión de miedo. Parálisis del ahora con el riesgo de hacerse perpetua.

Buscando me encuentro y derrotado escribo recostado en un sofa-cama de un apartamento barato. Sigue leyendo Que la parálisis no decida tu futuro

Descubre tu esencia y sé el protagonista de tu vida

La vida como el teatro más auténtico, tu esencia puesta en práctica. Actrices y actores en mayúsculas con papeles protagonistas.

A menos máscaras más verdad, pero que la seriedad de los adultos no te quite la fantasía necesaria para creer que puedes cambiar las realidad. Lo que miramos es todo lo moldeable que nos permitamos. Sigue leyendo Descubre tu esencia y sé el protagonista de tu vida

Paremos la humillación a los niños

Harto estoy porque en numerosas ocasiones he pasado miedo por la posible humillación a los niños que quiero.

Estoy cansado de tener que filtrar el contenido que se supone apto para niños. Sigue leyendo Paremos la humillación a los niños

Prohibido Soñar, es demasiado peligroso

Él allí, sentado y solo, esperando no sentir la intensidad del vértigo de vivir. Viendo únicamente el final, el mal final posible. Prohibido soñar.

Sin cuadrilla, red o pandilla disponible. Sin apegos ni lazos.

Vida gris cuando el color produce dolor y miedo. Anestesia cuando Sigue leyendo Prohibido Soñar, es demasiado peligroso

Psicoterapia para el buen terapeuta, lo demás son excusas

A psicoterapia voy desde hace años, semanalmente, me hace bien y entra dentro de lo necesario para mi trabajo.

Inversión mensual en bienestar que lejos de ser lujo se convierte en necesidad básica. Proceso personal obligado para el ejercicio profesional. Sigue leyendo Psicoterapia para el buen terapeuta, lo demás son excusas

Tenemos derecho

Ssshhh… No hagas nada… Repite, calla y haz como si nada…. Seguro que así todo se soluciona… Seguro que no hay alternativas… Así es la vida… Así es el Mundo… Nada se puede hacer…

Y ahora sí, repite conmigo… Me nie-go!!!

Sanar las heridas producidas por nuestros padres no es romper la lealtad familiar. Hablar de los secretos no destruirá la familia, probablemente permita crear lazos más estables y duraderos. Sigue leyendo Tenemos derecho